7 pasos para activar tu gestión empresarial o negocio

Tom Peters, escritor de gestión empresarial, afirma que si pruebas diferentes cosas, una puede funcionar. La idea clave es probar, experimentar, actuar…las empresas necesitan estar en movimiento, dirigirse hacia sus objetivos, sin esperar que las cosas mejoren, ni que se den las circunstancias perfectas para un proyecto.

La primera ley del movimiento es: «Un objeto en reposo, tiende a seguir en reposo. Un objeto en movimiento tiende a seguir en movimiento». Existen dos partes importantes en esta ley que son vitales para el éxito de un negocio o empresa: la Inercia y el Momentum o movimiento.

INERCIA: un objeto en reposo tiende a seguir en reposo. ¿Te sientes atascado? ¿No hay avance en tu empresa? Si es así, estás experimentando la fuerza de la inercia y necesitas salirte ya de la inacción.

Para conseguir salir de la inercia y comenzar a crear acción hay que seguir 3 pasos básicos:

1.- Definir objetivos como M.E.T.As (Medibles, Específicos, Tangibles y Alcanzables)

2.- Definir un Plan de Acción ágil y eficaz, que incluya: producto o servicio, recursos, clientes, colaboradores…fechas de acciones concretas.

3.- Disponerse para actuar ya

MOMENTUM: se aplica a la segunda parte de la ley del movimiento, indicando que un objeto en movimiento tiende a seguir en movimiento. Y además, Momentum es una palabra utilizada frecuentemente, en gestión empresarial, para resaltar una etapa de gran crecimiento en un negocio.

El Momentum o crecimiento y progreso, se crean en el instante en que los directivos y empleados de la empresa rompen la inercia de estar estancados, paralizados con los problemas y preocupaciones y deciden dar el primer paso, que es la fase que más esfuerzo requiere.

Momentum no es esperar a que llegue el momento perfecto para tomar acción, es aprovechar el momento presente, para tomar las acciones que generen esa fuerza imparable de crecimiento en tu empresa. 

Los tres pasos básicos que siguen a la fase anterior para crear crecimiento y negocio:

4.- Dar el primer paso en la dirección a las metas fijadas.

5.- No preocuparse de las metas futuras, ocuparse y centrarse en las metas presentes y las siguientes a conseguir.

6.- Repetir el punto 4, todas las veces que sean necesarias para lograr la meta fijada.

En mi trabajo de liderazgo con directivos y empresarios, siempre recomiendo comenzar a actuar de acuerdo a lo que vamos definiendo y consolidando, no esperar al momento ideal para lanzar un proyecto, siempre hay tiempo de corregir. Un líder reflexiona, decide y actúa, no se queda estancado en la parálisis del análisis.

Por ello, yo invitaría a realizar un paso más:

7.- Rodéate de los profesionales que te pueden dar ese impulso necesario para salir del momento de estancamiento y lograr tus objetivos.

Mi metodología de trabajo en las empresas, que potencia la creatividad y la generación de ideas, proporciona las herramientas necesarias para romper la inercia de la inacción y/o de la acción que no está funcionando y permite pasar a la acción eficiente, com metas claras y planes de acción definidos, produciendo un aumento de ventas y un crecimiento exponencial de la empresa.

Preparado para despegar…

 

 

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]