Encuentra la Felicidad, la tienes a tu alcance

Nubes desde el Teide, Tenerife

Te voy a contar una historia que conozco, sobre Dioses y Hombres, que espero te descubra cómo alcanzar la ansiada y buscada por todos: FELICIDAD.

Hace mucho, mucho tiempo, cuando los Dioses vivían felizmente en los cielos, estaban charlando un día sobre qué hacer para seguir con la creación divina. Después de muchas propuestas y deliberaciones, decidieron crear al HOMBRE (por supuesto, se referían al hombre y a la mujer).

En su creación dotaron al hombre de muchas cualidades, habilidades y fortalezas, tanto es así,que pensaron que quizá sería demasiado parecido a ellos y comenzaron a dudar. Entonces, uno de los Dioses tuvo una idea: «no daremos al Hombre la Felicidad y así serán distintos a nosotros que sí somos felices». Una Diosa protestó: «no podemos crear al Hombre y no dotarlo del bien más preciado, no sería justo». «Pero, sí que podríamos esconder la Felicidad y que el propio hombre tuviera que buscarla». «De este modo, no todos encontrarían la Felicidad, sólo los que estén preparados para buscarla y encontrarla».  «Es una buena idea» coincidieron todos.

Moraine Lake, Alberta, Canada

«Pero, ¿Dónde esconder la Felicidad?». «En el fondo del mar»…»No, ahí cualquiera puede sumergirse y encontrarla». «En las nubes». «Pueden aprender a volar y encontrar la Felicidad todos». «Y, ¿en las montañas más altas?». «Con el espíritu aventurero que hemos dado a los hombres, no tardarían en llegar todos allí y encontrar la Felicidad fácilmente.»

Entonces, habló el Dios más sabio y sereno y dijo: «Sé de un lugar en el que el Hombre no buscará si no está preparado» «¿Cuál es?», preguntaron todos….»ESCONDEREMOS LA FELICIDAD DENTRO DEL PROPIO HOMBRE»…y ahí colocaron la tan buscada y deseada FELICIDAD.

Esta historia la puedes contar de formas distintas, puedes darle diversas interpretaciones, puedes creerla o no, pero, he de decirte que para mi, tiene mucha lógica. Quizá hayas notada que buscas y buscas la Felicidad en las personas que te rodean, en lugares distintos a los que te encuentras, en las cosas materiales que puedes conseguir,  sin conseguir la Felicidad.

También, puede que busques la Felicidad en el futuro: «ahora cuando consiga…, «ahora cuando llegue…», «cuando esto acabe», » cuando encuentre a la persona adecuada…» Sin éxito.

Niños felices en Narayangonj, Bangladesh

Si es así, es que tú, como nos pasa a la mayoría, estás buscando la Felicidad en el lugar equivocado. Estás buscándola fuera de ti, cuando deberías buscar la Felicidad dentro de ti, en tu corazón, en tu alma, en tu serenidad, conociéndote a ti mismo, sabiendo qué es lo que quieres y qué te da alegría.

Cuando lo sepas, ya estás preparado para compartir tu Felicidad con otras personas, para tener cosas materiales y disfrutarlas, para que estés, donde estés, te sientas Feliz.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti!

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]