Entrevista con María José Alvarez, psicoterapeuta

 Maria José Alvarez

En mi búsqueda de nuevas claves para alcanzar felicidad y calidad de vida, conozco profesionales que abordan el tema del desarrollo personal desde muy diferentes puntos de vista, y aplicando distintas metodologías. En este post conocerás a María José Alvarez, psicoterapeuta y periodista, que basa su práctica, llamada El Viaje del Héroe, en las teorías de Carl Jung. Seguro que te resultará interesante.

1.    ¿Qué es el Viaje del Héroe?
El viaje del héroe es la manera con la que el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung llamó al proceso de individuación que ha de hacer un ser humano para alcanzar su totalidad. Esto significa conectar dentro de él mismo con lo que le hace único y con su destino, con aquello para lo que ha nacido.
Yo he tomado prestado el concepto junguiano para llamar así a mi método. Este podría resumirse en un conjunto de herramientas de psicología junguiana, humanista y transpersonal, que tiene como fin, la búsqueda espiritual a través del conocimiento del propio inconsciente.
Me valgo para ello del análisis de sueños, Terapia Regresiva, trabajo con chakras, Programación Neurolinguística, Terapia Sistémica, técnicas chamánicas, psicomagia, psicodrama, cuentos, mitos, etc.
Mi objetivo es poner en contacto a la persona con la propia maestría para crear conscientemente su vida desde quien realmente es a través del manejo de sus propios símbolos.

2. ¿Cuales son las etapas de este viaje?

Este viaje es vitalicio, consiste principalmente en autoconocerse a través del mapa de nuestros propios símbolos, responsabilizarse de uno mismo y amarse incondicionalmente en todas nuestras facetas. Para ello es necesario entrar en el sótano del inconsciente, puesto que aquí está la máxima creatividad y la mayor potencialidad de cada ser.
Las etapas de este viaje pasan por limpiar nuestra biografía: perdonar a nuestros padres. Hay que entender que perdonar es no repetir sus errores con nosotros mismos ni con los demás. Rescatar a nuestro niño interior, entender cual es nuestro modelo masculino y femenino internos, rescatar nuestras vidas pasadas. Por eso la primera parada está en nuestro inconsciente personal. Las siguientes son alumbrar y abrazar nuestra sombra (detrás de aquello que tememos está nuestra mayor potencialidad). Realizar un matrimonio sagrado entre nuestra parte masculina y nuestra parte femenina, es decir crear una coherencia entre lo que hacemos y cómo nos sentimos. Para finalmente reconquistar nuestra esencia (que reside en el niño que fuimos) y unirla a la sabiduría del inconsciente colectivo. De esta forma alcanzaremos nuestra Totalidad, porque entraremos en contacto con nuestra Divina Presencia, el ser que somos.

3. Dices que somos los creadores de nuestra realidad… ¿Por qué no lo sabemos?
Nosotros creamos nuestra realidad desde quienes realmente somos. Es lo que en la psicología se ha llamado el Ser o el Self, la religión el Dios o la Divina Presencia, las tradiciones esotéricas el Yo Soy. Jung lo denominó el Sí Mismo.
Lo que pasa es que no somos concientes, porque el Sí Mismo está en el fondo del saco del inconsciente colectivo y nosotros no somos conscientes de tener una herencia en común a toda la humanidad. Nosotros somos sólo conscientes de que tenemos un ego, una conciencia (el presente) y una biografía (el inconsciente personal)
Creamos la realidad desde lo que nos creemos que somos y desde la visión que tenemos de la vida. Por ejemplo, si pensamos que tenemos un estómago muy débil y que la comida de los restaurantes es muy indigesta, siempre que cenemos fuera nos sentará mal.
Pero estas ideas son inconscientes, no sabemos que están y actúan de forma mecánica. Algunos de estos patrones los hemos generado cuando éramos niños y aunque ahora conscientemente pensemos de otra manera siguen funcionando dentro de nosotros y contribuyen en la creación de nuestra realidad. Por ejemplo si aprendimos a ponernos enfermos de pequeños para no ir al colegio, de mayores cuando tengamos que afrontar algo que nos aterra, enfermaremos aunque toda nuestra intención esté centrada en lo contrario.
Cuando hacemos conscientes estos patrones, tenemos la oportunidad de transformarlos y de convertirnos en los guionistas de nuestra historia y en dueños de nuestro destino.
Aprendemos a concebir la realidad no como una carrera de obstáculos o un valle de lágrimas, sino como un aprendizaje continuo en el que, nosotros tenemos el poder de decidir y crear lo que nos sucede a tiempo presente.

4. ¿Cómo nos convertimos en creadores conscientes de esa realidad?
Para hacer esto, debemos entrar a conocer nuestro inconsciente porque en él está la clave de nuestra existencia.
El inconsciente se manifiesta de forma codificada a través del lenguaje simbólico en los sueños, las experiencias transpersonales, la astrología, las vidas pasadas, los cuentos, los mitos, la astrología, los chakras, las sincronicidades, la literatura, el cine o incluso nuestra propia realidad…
Nosotros no somos generalmente conscientes, pero nuestro Sí Mismo, nuestro Ser nos habla a través de lo simbólico cada día de nuestra vida.
Desde la primera persona que vemos al subirnos al autobús, los carteles de la calle, lo que escuchamos en la radio… Todo son mensajes, pero como le ocurre a los sueños y a todo el lenguaje del inconsciente, está codificado.
Para hablar de forma directa con él tenemos que desentrañar esos símbolos y aprender ese idioma.
Todas estas herramientas nos ayudan a ir identificando poco a poco todos nuestros símbolos en combinación con los universales.
Cuando dominamos el lenguaje simbólico de nuestro inconsciente en conjunto con el colectivo (el de toda la humanidad) estamos preparados para cambiar nuestra vida.

5. ¿Podrías hablarnos más de esos patrones que dices viven en nuestra psique y desde los que creamos la realidad? ¿Podrían ser una especie de personajes internos…?
Efectivamente, Sara, la mejor manera de definirlos es como personajes. Nosotros tendemos a pensar que el único rector de nuestra psique es nuestro ego, nuestra personalidad. Nos creemos que somos María José Alvarez o Sara Mariner. Sin embargo no sabemos que dentro de nosotros coexisten un montón de personajes que son los célebres arquetipos. Éstos son patrones de conducta o existencia, comunes a toda la humanidad, que están latentes en la psique y son activados por determinadas circunstancias externas. Por ejemplo cuando una persona ya se encuentre en España o en cualquier parte del mundo, tiene un hijo, se le activa el arquetipo de la madre o el padre. Cuando una persona ya proceda de Asia, de Europa o América, tiene que salir de una situación difícil y se ve obligada a luchar, se le activa el guerrero, etc.
Nuestra psique sería como una empresa en la que el presidente sería el Sí Mismo y el director, el ego (nuestra personalidad). El presidente le da órdenes al director y este las ejecuta. Pero lo hace a través de muchos empleados. El problema es que en la medida en que no somos conscientes de estos empleados, ellos actúan en desarmonía atentando contra la presidencia. Estos arquetipos son fruto de la suma de un acontecimiento y una emoción. Si una persona es marginada en la infancia, en su psique aparecerá el arquetipo del incomprendido, pero este coexistirá con el arquetipo de la víctima, el tirano, el líder, el saboteador, el sacerdote, el mago, el guerrero, el enfermo… Todos ellos tienen un mito generador, una tenebrosa sombra que transformar y un regalo que conferir. En la medida en que somos inconscientes de ellos, intentan apoderarse del trono y pretenden manipular nuestras decisiones.
Hacerlos conscientes, encontrar su origen, transformar su sombra y aceptar su regalo nos convierte en directores de la obra de teatro de nuestra vida, nos permite manejarlos como si fueran los actores.

6.    Te has formado en Estados Unidos con el Dr. Brian Weiss en Terapia Regresiva y la practicas en consulta privada y en cursos. Así mismo formas a terapeutas. ¿Qué tienen que ver las vidas pasadas con El Viaje del Héroe?
La Terapia Regresiva es un rastreador muy rápido y eficaz del inconsciente. Las regresiones liberan emociones atascadas, bloqueos psicológicos, pero también nos dan datos de nuestros patrones internos que están actuando de forma inconsciente en nuestra vida.
A donde regresamos, ya sea una supuesta vida anterior o un momento de esta vida nos muestra un mapa de nuestro camino interior, de nuestro viaje del héroe.
Esas experiencias de vidas pasadas, sin cuestionar si son verdad o no, pueden interpretarse de una forma simbólica, como podemos hacer con los sueños, las sincronicidades, los mitos, los cuentos, los chakras, la carta astral…
Cuando lo hacemos descubrimos rostros de nosotros mismos de los que no somos conscientes y nos dan la posibilidad de manejarlos.
Para que lo entiendas te puedo contar un caso de consulta. Una mujer muy espiritual que en una vida anterior fue asesinada por su madre actual. Lo que nos dice esta regresión es que en esta vida esta persona siente a su madre como una amenaza para su espiritualidad. Y es cierto, su madre es una mujer demasiado pragmática, enfocada a ganar dinero para comprar bienes materiales. Ella está estudiando psicología y su madre la alienta a escoger la rama industrial, a pesar del amor de su hija por la clínica y sus buenas aptitudes para ello.

7.    ¿Los personajes que hemos sido en vidas pasadas pueden ayudarnos entonces en esta?
Efectivamente, Sara. Te puedo poner un ejemplo, una mujer excesivamente femenina que tenía una relación viciada con su pareja y a la que no podía dejar, se vio en una vida anterior siendo una mujer que pierde al hombre que ama en una guerra porque en un ataque, el bando enemigo le hace prisionero y ella se jura encontrarle. Decide disfrazarse de hombre, formar una cuadrilla de rebeldes y recorre caminos, gana batallas hasta que da con él. Esa mujer intrépida del siglo XVIII hace que mi alumna busque dentro de ella el valor y el coraje para decir no a esa relación viciada que la estaba haciendo infeliz pero de la que era incapaz de salir. Esa mujer tan femenina encuentra dentro de ella su parte masculina, el guerrero para encaminarse hacia donde ella quería ir.

8.    ¿En qué consiste esta terapia?
Es un tratamiento que valiéndose de distintas herramientas como pueden ser la hipnosis, la relajación y la visualización, ayuda al paciente a rastrear en su inconsciente el origen de sus problemas y la manera de resolverlos. Y muchas veces esa raíz se encuentra en existencias anteriores cuyos avatares coinciden con los síntomas que presentan en sus vidas actuales.
9. ¿Por qué se produce la curación?
Porque el propio paciente es quien profundiza en su inconsciente, siendo el terapeuta nada más que un guía que le acompaña en su camino, por lo que la terapia se convierte en una herramienta de autosanación. Por otro lado, en una regresión se libera el hemisferio derecho del cerebro, es decir el lado de los sentimientos y sensaciones, accediéndose más rápidamente a los recuerdos, que se reviven con gran intensidad emocional. Así, una persona puede percibir los colores, los olores, sentir frío, calor, miedo, dolor, alegría… Pero al mismo tiempo, se contemplan de una manera consciente, pues el paciente vivencia la historia como si fuera una película, lo que le permite relacionar la situación traumática actual con el origen del problema en el pasado.

10. ¿Hace falta creer en la reencarnación, para que esta terapia funcione?
En absoluto. La creencia o no en el concepto de la reencarnación es un aspecto puramente filosófico que no afecta en nada a los resultados de una regresión. Te pondré un ejemplo: imagina que tienes claustrofobia y eres capaz de subir nueve pisos andando antes de meterte en un ascensor; yo te someto a una sesión de regresión y descubres que en una vida pasada en el antiguo Egipto fuiste una esclava a quien te enterraron viva con el faraón. Si liberas el trauma y te curas, ¿es importante para tí que sea verdad?

11. Poniéndonos muy prácticos, ¿de qué nos sirve ser conscientes, María José?
Ser conscientes nos lleva a ser felices, porque dejamos ser víctimas de nuestras circunstancias para convertirnos en héroes y heroínas de nuestra vida.
Pero para ser más prácticos, nos ayuda a:
–    Sanar las relaciones con nuestros padres: ¿Cuántas personas hay que todavía guardan rencor a sus padres o les tienen idealizados?
–    Para lograr mejores relaciones de pareja
–    Para transformar aquello que nos hiere
–    Para gestionar nuestros miedos
–    Para manejar nuestra autoridad y nuestras emociones
–    Para entender en definitiva que todo lo que se da fuera es porque está dentro y por tanto sólo hace falta cambiar un patrón interno para cambiar la realidad externa.

Puedes aprender más sobre El Viaje del Héroe en la página web de María José Alvarez:

El Viaje Del Héroe

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a tí!

 

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]