Diferencias entre el pan blanco y el pan integral

Pan integral (Foto de: Charles Haynes)

La mayoría de los panes están hechos con cereales: pan de trigo, de centeno, de avena, multicereal… y todos, si están bien hechos, con cereales de calidad y completos o integrales, están muy ricos y son muy nutritivos.

Debes saber, que los cereales son un alimento muy importante en una dieta equilibrada, siempre y cuando no tengas ninguna alergia, por ello siempre debes consultar con tu médico.

Para que comprendas bien qué es el pan integral, aquí te explico las partes de un grano de cereal integral o completo:

  • Cubierta o Salvado: contiene minerales como: calcio, magnesio, hierro, potasio, sílice, etc. También te aporta fibra, fundamental en la regulación de la absorción de los nutrientes y la movilidad intestinal.
  • Germen: tiene proteínas y vitaminas esenciales, como las Vitaminas del grupo B: B1, B2, B6 y también vitamina E y K etc.). El germen te aporta, además, gran cantidad de minerales como: potasio, calcio, magnesio) y oligoelementos como el hierro, zinc, manganeso, yodo y flúor entre otros.
  • Albumen o parte interna: contiene almidón y otros hidratos de carbono (necesarios para el sistema nervioso). Es importante destacar que la presencia de vitaminas del grupo B, que se encuentran en el germen de trigo, ayudan a la transformación y aprovechamiento adecuados de estos nutrientes. De esta manera, los hidratos de carbono son asimilados de forma saludable.

Pan integral (Foto de: NoMiracles)

Pues bien, la diferencia entre el pan blanco y el pan integral es muy simple. El pan integral se hace con harina obtenida de moler el grano integral o completo de cereal, (es decir, con todas sus partes), por tanto conserva todos los nutrientes beneficiosos para tu organismo.

Sin embargo, el pan blanco se elabora con harina refinada, procedente del molido de cereales a los se les han quitado partes esenciales, como el salvado y el germen;  convirtiéndolo en un alimento con calorías y poco valor nutricional. Por tanto, el pan blanco está hecho tan sólo con el Albumen del cereal.
Y además, generalmente al pan blanco se le añaden conservantes y otros aditivos no saludables.

Pan integral de centeno y cebada (Foto de: Ibán)

Si decides tomar pan integral, también es importante que sepas diferenciar el verdadero y nutritivo pan integral, hecho con harina 100% integral de cereales completos, fermentado con levadura natural y sin aditivos;  del llamado pseudointegral, que se elabora con harina refinada (recuerda: sólo el albumen del cereal) al que se le añade artificialmente algo de salvado y que por tanto, no tiene todos los nutrientes del cereal completo.

 

Trucos para distinguir el verdadero pan integral:

  • Su corteza es gruesa y oscura; protege a la miga y prolonga su conservación.
  • Tiene un olor más fuerte y un poco ácido, pero agradable.
  • Su miga es de color marrón más o menos oscuro y bastante uniforme.
  • Si la masa ha sido fermentada con levadura natural, apenas se distingue el salvado, pues la fermentación lo ablanda. Si ves fragmentos enteros de salvado, es probable que hayan sido añadidos artificialmente a la harina blanca para producir un falso pan integral o pan de salvado.

Con toda esta información, es a ti a quien te toca elegir. Buen provecho y mejor salud.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti!

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]