Cómo dormir bien para vivir más y con mejor calidad de vida

Dormir bien

Que duermas bien no quiere decir que duermas horas y horas, sino que el tiempo que duermas sea de calidad y suficiente para que recuperes tu energía y comiences con vitalidad un nuevo día. Tu calidad de vida depende en gran medida de la calidad de tu sueño.

Al realizar tus actividades diarias: trabajo, deporte, ocio, tu cuerpo consume energía y necesita descanso adecuado para continuar un funcionamiento eficaz. Pero, no siempre se duerme bien. Quizá tengas problemas para dormir, sobre todo algunas noches, tras un día agotador y estresante.

Además de hacer una pequeña siesta después de comer, que te permite disfrutar y aprovechar el resto del día, es recomendable que te acostumbres a preparar tu descanso nocturno (unas 7 u 8 horas, de pende de cada persona), siguiendo estas indicaciones:

Tu dormitorio: es tu lugar de descanso y debe tener las condiciones adecuadas para ello.

  • Mantén la habitación fresca (alrededor de 20 ºC) y aireada, es mejor disfrutar de un buen edredón.
  • Que no haya luces que te impidan conciliar el sueño, ni aparatos eléctricos: televisión, radio, ordenadores.
  • Invierte en una cama cómoda, con colchón y almohada firmes que se adapten a tu cuerpo, y con ropa de cama y pijama de productos naturales, como algodón o seda, que permiten que tu cuerpo transpire. (Pide consejo a expertos en el momento de la compra).

Dormir bien

Tu alimentación: lo que tomas durante el día y especialmente próximo a la hora de acostarte, influye en tu sueño.

  • Evita tomar comidas pesadas, abundantes, picantes y grasas para cenar. (Aunque, como ya sabes, yo recomiendo evitar este tipo de alimentos en tu dieta, en todo momento). Mucho mejor una cena ligera que contenga todos los nutrientes, y al menos un par de horas antes de acostarte.
  • No tomes bebidas excitantes como café, té o alcohol, mejor un vaso de leche de soja, o una infusión relajante.

Practica deporte: tu cuerpo te pedirá descanso por la noche, si has hecho ejercicio durante el día.

  • Recuerda elegir el tipo de deporte o ejercicio que se adapte mejor a ti y regula el tiempo y la intensidad para que sea beneficioso y no extenuante. Consulta a tu médico.
  • Es mejor que no hagas ejercicio intenso antes de acostarte para que la agitación y el aumento de temperatura corporal no alteren tu sueño.
  • Deja el deporte para primera hora de la mañana, mi hora preferida y antes de ir a dormir practica unos minutos de meditación o relajación, te ayudará a dormir bien.

Horario para dormir

Tu rutina y horarios: algunas actividades invitan a dormir.

  • Como prepararte las cosas para el día siguiente: el desayuno, la cartera, la agenda con los compromisos del día. Quizá cerrar la casa, desear las buenas noches a la familia, lavarte los dientes…o quizá leer un poco en el sofá, antes de irte a la cama. Eso sí, procura evitar ver la televisión, sobre todo programas violentos (mi recomendación: evita esta programación siempre, en mi opinión produce estrés y no aporta nada positivo).
  • Mantén horarios regulares de sueño, es decir, es más que recomendable que te acuestes y te levantes todos los días, más o menos a las mismas hora, incluso los fines de semana (aunque con un poquito de flexibilidad, se agradece un poco más de tiempo de descanso cuando sabes que no te espera el trabajo). Si mantienes los horarios, tu cuerpo se habitúa y te indica cuando necesita descanso y cuando está listo para un nuevo día.

Feliz descanso y no olvides

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti!

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]