Cómo disfrutar de las comidas de Navidad sin cometer excesos


photo credit: Xosé Castro

La Navidad es una fiesta que se celebra con reuniones de familia y amigos para cenar o comer y por supuesto, también están las famosas cenas de empresa, en las que nos reunimos con compañeros de trabajo para celebrar las fiestas y las vacaciones.

Desde luego, no cabe duda, de que es un buen momento para disfrutar en compañía, pero tenemos que asegurarnos de que las fiestas no se estropean con exceso de comida, calorías y nutrientes.

Te voy a dar algunos consejos para que puedas disfrutar de las comidas y cenas de Navidad sin cometer excesos:

1.- Calidad

En estas fechas, como durante todo el año, es importante que te fijes en la calidad de los alimentos que consumes. Tienes que asegurarte de que sean productos frescos o que hayan seguido un correcto proceso de congelación, tanto si los compras para consumir en casa como si los tomas en un restaurante.

Si sales fuera a cenar, tienes que saber elegir el bar o restaurante adecuado y pedir alimentos de calidad.

Debes tener en cuenta, que no se trata solamente de engordar en fiestas y adelgazar, cuando las fiestas terminen; lo que has ingerido, si es comida basura o exceso de alcohol y azúcar, ya ha perjudicado a tu organismo, aunque luego pierdas peso.

Además, para tu cuerpo, no es nada bueno el llamado “Efecto yoyo”, de aumentar y perder peso, continuamente.

2.- Cantidad

Lo más importante es recordar que tienes que comer lo necesario y no más. Y que la cantidad de alimentos que tomas va relacionada directamente con la cantidad de calorías ingeridas.

Tú necesitas una cantidad determinada de nutrientes y de energía al día y todo lo que exceda de esto, se acumula, en tu cuerpo, en forma de grasa y en aumento de peso. Y por supuesto, esto lleva a las consabidas subidas de tensión, de colesterol y de patologías cardiovasculares.
Puedes disfrutar de una buena cena, sin necesidad de abandonar la mesa, como si hubiéses llenado de piedras tu estómago, pesadez, que nos acompañará varios días.


photo credit: mäi

3.- Velocidad

Cuanto más rápido se come, más cantidad se come. Así que teniendo esto en cuenta, es bueno masticar adecuadamente y darte tiempo para disfrutar de los alimentos que tomas.

4.- Platos tradicionales

Si echas un vistazo a los platos tradicionales, te darás cuenta de que muchos de ellos tienen una adecuada combinación de carnes o pescados con verduras o son nutritivos platos de legumbres con verduras. Son platos muy sabrosos y al mismo tiempo saludables.

Sin embargo, las modas te pueden llevar a querer consumir, en estas fiestas,  productos preparados o excesos de marisco, que los médicos nos alertan de la consecuente subida de ácido úrico y colesterol.

El marisco, como la carne y el pescado, en tu mesa se ha de tomar con moderación y debe combinarse con abundantes verduras, para que aporte a tu organismo la proporción de nutrientes necesaria.

5.- Dulce

Por supuesto, en estas fechas tenemos que hablar del dulce y los postres. Es época de turrones, mazapanes y un sinfín de dulces riquísimos, pero, que todos sabemos que nos aportan muchas calorías.

De nuevo, la clave está en la cantidad y en fechas puntuales, no tomarlos durante todas las vacaciones escolares, para evitar dañar tu salud y aumentar de peso.

Es una buena opción sustituir la bollería industrial por pasteles caseros de frutas.

6.- Bebidas alcohólicas

En cuanto a la bebida, una copa de buen vino o cava, es parte de la fiesta, pero el exceso de alcohol no es saludable, además de que te nubla el entendimiento.

Aquí, de nuevo, es muy importante la calidad, es mejor tomar un poco de un buen vino que llenarse de alcohol que no es de calidad, te sentirás mejor y no dañarás tu salud.

Y recuerda: “si bebes, no conduzcas”.


photo credit: RoCam

7.- Propuestas de menú para salir de cena

Primer plato: Sopa o Crema de verduras o Ensalada templada.
Segundo plato: Carne o Pescado a la plancha con verduras como guarnición.
De postre, si se quiere tomar dulce navideño, en pequeña cantidad.
La comida se puede acompañar con una copa de buen vino.
Una infusión de manzanilla y anís, puede ayudar a tu organismo a hacer mejor la digestión.

8.- Tras los excesos

Después de un día, en el que no se han seguido estas pautas, viene bien hacer un día de limpieza tomando sólo frutas, o caldos de verdura, para ayudar a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas y a recuperarse de los excesos.

Pero, es muy importante que tengas en cuenta, que esto es útil sólo si se hace como algo extraordinario, después del día de  Navidad o de Año Nuevo, pero, no sirve para decir, hoy me doy un atracón y mañana, solo fruta. Tienes que recordar que los excesos siempre dejan su huella y que lo mejor es no cometerlos.


photo credit: gorgeoux

Recuerda que: Comer es parte de la fiesta, y que lo que en verdad queremos es disfrutar de la compañía: amigos, familia, compañeros; de la música, de los regalos y el ambiente.
Si comes con moderación y alimentos saludables, y tratas de no abandonar el ejercicio físico durante todas las vacaciones, te sentirás mejor durante las fiestas y eso te permitirá pasarlo MEJOR IMPOSIBLE.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti! 

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]