Cómo desarrollar tu Inteligencia Emocional (1ª parte)

Como vimos en el post anterior, Qué es la Inteligencia Emocional, según la teoría de Inteligencias Múltiples, de Howard Gardner, la Inteligencia Emocional abarca:

La INTELIGENCIA INTRAPERSONAL, que desarrolla la habilidad del conocimiento individual personal, su identidad y su autoestima. Según Gardner consiste en el conjunto de capacidades que nos permiten formar un modelo preciso y verídico de nosotros mismos, así como utilizar dicho modelo para desenvolvernos de manera eficiente en la vida.

LA INTELIGENCIA INTERPERSONAL, que es la que nos permite entender a los demás. Como ya expuse, se ha demostrado, que la inteligencia interpersonal es mucho más importante en nuestra vida diaria que la brillantez académica, porque es la que determina la elección de la pareja, los amigos y, en gran medida, nuestro éxito en el trabajo o en los estudios.

sonrisas

Según Daniel Goleman, hay cinco grandes capacidades esenciales a la hora de valorar la Inteligencia Emocinal de las personas:

Tres se corresponden a la Inteligencia Intrapersonal:

1.- Autoconciencia
2.- Autoregulación
3.- Motivación

Dos a la Inteligencia Interpersonal

1.- Empatía
2.- Destrezas sociales

Dado el volumen y la importancia de la información sobre la Inteligencia Emocional, en este post, veremos las capacidades intrapersonales y dejaré las interpersonales para el próximo post.

La imagen del encabezamiento la he obtenido de la web www.eclosioncoaching.com

CAPACIDADES DE LA INTELIGENCIA INTRAPERSONAL

1.- Autoconciencia

Implica reconocer nuestros propios estados de ánimo, nuestras intuiciones y los recursos de los que disponemos. Conocer y controlar nuestras emociones es imprescindible para poder llevar una vida satisfactoria. Sin sentir emociones es imposible tomar decisiones.

Las actividades para conocer nuestras emociones son:

  • El primer paso es prestar atención a las sensaciones físicas que provocan nuestras emociones. Las emociones se experimentan físicamente, pero son el resultado de una actividad mental.
  • El segundo paso es aprender a identificar y distinguir unas emociones de otras. Cuando notamos que sentimos algo y además lo identificamos lo podemos expresar. Hablar de nuestras emociones nos ayuda a actuar sobre ellas, a gestionarlas.
  • El tercer paso es aprender a evaluar la intensidad de nuestas emociones. Se trata de aprender a prestar atención a los primeros indicios de una emoción, que es cuando mejor se pueden gestionar, sin esperar a que nos desborde.

La Autoconciencia comprende las siguientes sub – competencias:

  • Conciencia emocional: identificar las propias emociones y los efectos que pueden tener.
  • Autovaloración: conocer las propias fortalezas y sus limitaciones.
  • Autoconfianza: un fuerte sentido del propio valor y capacidad propias.

emociones

2.- Auotregulación

Se refiere a la capacidad de manejar los propios estados de ánimo, impulsos y recursos.

Una vez que aprendemos a detectar nuestros sentimientos podemos aprender a gestionarlos. Hay gente que percibe sus sentimientos con gran intensidad y claridad, pero no es capaz de manejarlos, sino que los sentimientos le dominan y arrastran.

Actividades para regular o gestionar nuestras emociones:

  • Determinar la causa de nuestra emoción específica: ¿Me enfado porque tengo miedo, porque me siento inseguro o porque me siento confuso?
  • Reconocer que distintas causas necesitarán distintas respuestas, esto nos ayudará a gestionarlas de forma adecuada.
  • Elegir la manera de actuar más adecuda.

La Autoregulación comprende las siguientes sub-competencias:

  • Autocontrol: Mantener vigiladas las emociones perturbadoras y los impulsos.
  • Confiabilidad: Mantener estándares adecuados de honestidad e integridad.
  • Conciencia: Asumir las responsabilidades del propio desempeño.
  • Adaptabilidad: Flexibilidad en el manejo de las situaciones de cambio.
  • Innovación: Sentirse cómodo con la nueva información, las nuevas ideas y las nuevas situaciones.

3.- Motivación

Se refiere a las tendencias emocionales que guían o facilitan el cumplimiento de las metas establecidas.

Parte de «la capacidad de motivarse uno mismo», siendo la aptitud maestra para Goleman, aunque también interviene e influye «la motivación de los demás». «…Los verdaderos buenos resultados requieren cualidades como perseverancia, disfrutar aprendiendo, tener confianza en uno mismo y ser capaz de sobreponerse a las derrotas».

Esta actitud es sinérgica, por lo cual, en el trabajo en equipo, motiva a los demás a perseverar con optimismo el logro de objetivos propuestos.

La automotivación es lo que nos permite hacer un esfuerzo, físico o mental, no porque nos obligue nadie, sino porque queremos hacerlo. Muchas veces no sabemos bien lo que queremos.

La Motivación comprende las siguientes sub-competencias:

  • Impulso de logro: esfuerzo por mejorar o alcanzar un objetivo.
  • Compromiso: asumir la responsabilidad.
  • Iniciativa: disponibilidad para actuar ante las oportunidades.
  • Optimismo: capacidad de ver la realidad detectando las posibilidades de éxito.

Acualmente, como coach, trabajo con muchas personas que llegan a mí desanimadas, sin ilusión y SIN MOTIVACIÓN, sin saber qué les pasa o qué es lo que verdaderamente quieren crear en sus vidas. Saber qué es lo que de verdad queremos es esencial para poder conseguirlo. Posteriormente, trabajamos en que esos sueños que quieren alcanzar se conviertan en objetivos precisos, en metas alcanzables. A lo largo del proceso de coaching la persona descubre cuáles son sus talentos y fortalezas y aquellas destrezas que necesita desarrollar para lograr sus fines y así pasar a diseñar una estrategia de acción que le permita conseguir éxito y felicidad.

En el próximo post os contaré cuáles son y cómo desarrollar las capacidades de la Inteligencia Emocional que corresponden al área Interpersonal.

El éxito es vivir la vida que quieres

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]