Coaching: haz primero lo importante

Abres un libro y de repente encuentras una frase relacionada con lo que estabas buscando o pensando o sobre un tema que llevas tiempo dándole vueltas. ¿Te ha pasado alguna vez?. A mí un montón de veces. ¿Es eso casualidad o causalidad? Quiero decir, llegamos ahí accidentalmente= por casualidad. O encontramos ese libro, esa película o esa persona, porque estamos pensando y centrándonos en ella = causalidad, esa es la causa.

Bueno, espero no haberme enredado mucho. La cuestión es que hoy, me ha ocurrido eso. Con varios proyectos importantes que hacer, me pregunto por dónde empezar y cuando empiezo a trabajar, me surge la duda de si lo que estoy haciendo es lo más importante o debería estar haciendo otra cosa 😉 ¿Te ha pasado a ti alguna vez?

En mis proyectos ordenados por prioridades, tengo claro qué es importante, lo que me lleva a conseguir mis objetivos, me aporta bienestar a mí y a los demás. Y como coach, es uno de los principales temas de trabajo con mis coachees, la eficiente gestión del tiempo para lograr las metas que se fijen y conseguir bienestar.

Sigo trabajando y termino la tarea comenzada, con satisfacción y para distraerme unos minutos, doy una vuelta por la red y llego a un post de zenhabbits.net sobre la preocupación de no estar haciendo lo más importante en cada momento. ¿He llegado a ese post por casualidad o causalidad? Sea lo por lo que sea, me ha gustado y me ha venido bien, justo lo que necesitaba, un recordatorio de que sólo podemos hacer una cosa importante al mismo tiempo 😉

Qué claves nos sugiere:

  1. Ser conscientes, darnos cuenta de que esa preocupación o duda surge con frecuencia, cuando es la hora de empezar nuestras tareas. No le temas o luches contra ella, simplemente se consciente de que está ahí.Acepta esa preocupación o duda. Siempre surgirá y te acompará a lo largo de tu vida.No te empeñes en eliminarla. Acéptala y acostúmbrate a ella.
  2. Elige una tarea importante que hacer, ponte manos a la obra y acepta que esa duda te acompañe. Pero, que sea una tarea o proyecto importante para ti, que te ayude a ti y a otros. Elige la tarea que te diga tu intuición, no tiene que ser la tarea perfecta. Date cuenta de que te surge la duda y simplemente acéptala.
  3. Decide con determinación seguir trabajando en la tarea elegida, al menos durante 5 minutos, sin cambiar de actividad o chequear el email ;-)Al menos durante estos gloriosos 5 minutos estarás seguro que vas a estar haciendo esta tarea, aunque no sea la tarea perfecta. Porque, en realidad la tarea perfecta no existe. Céntrate en esta tarea y sigue trabajando.
  4. Acaba la tarea y siente la satisfacción de haberla realizado, aún con la compañía de nuestra ya amiga, la duda.Te sentirás bien  y podrás ir a por una nueva tarea o proyecto.

A trabajar. Hoy es un buen día.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti!

 

 

 

 

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]