7 Beneficios de la siesta para tu calidad de vida

La siesta

No hay duda, la Siesta es buena para tu salud. El sueño se origina y se regula en el sistema nervioso central y su función es la de recuperar tu cerebro del desgaste continuado, actuando positivamente sobre las funciones de tu cuerpo.

El nombre de Siesta proviene del latín Hora Sexta: lapso entres las 12 y las 15 horas, momento en el que los romanos hacían una pausa para reponer fuerzas. Por lo que se deduce que si se toma como referencia las 9 de la mañana, las 3 de la tarde es la hora en que (sobre todo tras una opípara comida), te entra el sueñecito y te apetece sestear.

Los científicos apoyan la teoría del reloj biológico, y afirman que se produce un «bajón» entres las 13 y las 16 horas. (Genial, siesta justificada científicamente). Por si fuera poco, está científicamente probada la incidencia de la latitud en el sopor. Los más de 5.000 millones de personas (el 85% de la población mundial) que vivimos entre el paralelo 450 norte y 450 sur del Ecuador sentimos cómo un interruptor del organismo nos desconecta del mundo durante unos minutos tras la comida.

Siesta animal

Como ves, hasta los animales se echan sus siestecitas. Según médicos y científicos, la siesta es imprescindible para los niños y muy recomendable para los adultos, ya que mejora tu calidad de vida, aportándote importantes beneficios para tu salud:

  • Aumenta tu capacidad para pensar, argumentar y tomar decisiones
  • Reduce tu stress
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares
  • Reduce la posibilidad de tener arteriosclerosis y de infartos de miocardio
  • Recarga tus baterías, te da nuevas energías
  • Mejora tu rendimiento intelectual. Rindes más en tu trabajo
  • Acelera el proceso de regeneración de tus células, manteniendo tu piel fresca y tersa y tu cara libre de tensiones

Beneficios de la siesta    La siesta de los niños

Ahora bien, ¿cuánto has de dormir para beneficiarte de la siesta? La siesta no debe exceder de 60 minutos, ni ser inferior a 15. En ese espacio concreto se entra en una fase de sueño no REM -MOR en castellano (Movimientos Oculares Rápidos), en que la tensión arterial y la temperatura corporal disminuyen, induciendo a un reposo más profundo. Si duermes más de 1 hora, probablemente te sentirás adormecido, con más sueño y más pesado, el resto del día y quizá no puedas dormir por la noche.

Con la vida actual cada vez más ajetreada se ha ido perdiendo la costumbre de la siesta, fundamentalmente por la falta de tiempo durante los días laborables. Pero, al menos si puedes dedicarle un tiempecito los fines de semana y recuperar ese sueño perdido entre tantas obligaciones a lo largo de la semana. Ya ves, que la siesta no es un asunto de perezosos, muy al contrario hay que hacer la siesta por prescripción facultativa. Consulta con tu médico y feliz siesta.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá a ti!

Deja tu comentario

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]